Así con los amigos imaginarios…